Los compresores son sin duda el elemento más usado en los estudios de grabación. Su desarrollo fue fundamental para la evolución de las técnicas de grabación y mezcla que usamos hoy en día.

Cuando hablamos sobre su construcción la mayoría de veces nos estamos refiriendo al modo que emplean para controlar la ganancia, sin embargo, lo que define su sonido no es solo este proceso, también lo hace la construcción de su circuito, si está basado en válvulas, transistores, circuitos integrados, etc. ya que todos incorporan transformadores y amplificadores de la señal tanto a la entrada como a la salida. Hablar de esto también nos daría para mucho, así que hoy vamos a centrarnos (de forma generalista) en la construcción del control de ganancia, especialmente la de los compresores analógicos.

Otras entradas que seguro te interesan

Principalmente podemos distinguir 4 tipos: ópticos, vari-mu, FET y VCA. Cada uno de ellos aplica la reducción de ganancia de una forma determinada. Todos hacen el mismo trabajo pero con ciertas variaciones que marcan la diferencia, en concreto variaciones en el tiempo que tardan en hacer la reducción y en el tipo de distorsión armónica que generan, esto va a hacer obviamente que algunos estén más indicados para unas aplicaciones que otros. Es clave para conseguir un buen sonido, elegir el compresor adecuado, pensando en la forma que tiene de trabajar y, como ya hemos dicho antes, pensando en la construcción del resto del circuito.

ÓPTICOS

Los primeros compresores, diseñados como tal, fueron de este tipo. Su funcionamiento consiste básicamente en una célula fotosensible y una fuente emisora de luz, es decir una bombilla o actualmente un LED. Su principio de funcionamiento es sencillo, la señal entra a través de la fuente de luz y varía su intensidad de tal manera que la luz recogida por la célula fotosensible también varía. Esta variación determina la cantidad de compresión aplicada.

Todo este proceso requiere un tiempo inherente al tiempo de respuesta de los componentes, lo que hace que estos compresores tengan un tiempo de ataque y release (liberación) suaves. Como estos parámetros vienen definidos por los propios componentes, los compresores ópticos usualmente solo tenían dos controles: nivel de entrada y nivel de reducción de ganancia o salida. Su sonido se define como muy musical, pero poco recomendados cuando quieres reducir la dinámica de sonidos muy transitorios.

Algunos compresores ópticos muy utilizados:

UREI LA3A

Teletronix LA2A

Tubetech CL1B

VARI-MU

Estos compresores utilizan válvulas para controlar la reducción de ganancia, con cambios en el voltaje de entrada a las mismas, dando como resultado una compresión lenta y armónicamente muy rica. La mayor diferencia con los ópticos es que cuanto mayor es la entrada mayor es la compresión adaptándose como un guante al rango dinámico de la pista original.

Estos compresores ya tenían más controles, incluyendo un ajuste del tiempo con el que trabajaban y un threshold. Por su tipo de coloración son compresores usados en busses de mezcla y en mastering.

Algunos compresores Vari-Mu muy utilizados:

Fairchild 660/670

Manley Variable-Mu

FET

Cuando aparecieron, lo hicieron para cubrir la necesidad de tener compresores que actuaran de una forma mucho más rápida y fueran eficaces con sonidos más transitorios. Para ello emplearon un circuito con transistores de un tipo específico que actúa como una resistencia variable controlada por voltaje.

Son circuitos con un alto nivel de distorsión armónica, o lo que es lo mismo, mucho carácter. Se suelen usar no solo de forma «técnica» si no también creativa, sobre todo en sonido transitorios o que quieres que destaquen en la mezcla.

Algunos compresores FET muy utilizados:

Urei 1176

API 525

VCA

Quizás el diseño más versátil, con un amplificador controlado por voltaje instalado en su circuito de compresión y basados en chips de circuitos impresos, permitieron a su llegada tener un control mucho más amplio de la reducción de ganancia además de hacerlo de una forma más limpia.

El control del usuario es total con parámetros de ataque y release se parados, además de threshold y ratio de compresión. Sin duda la razón que los convirtió en uno de los sistemas más utilizados. Se suelen usar en cualquier momento de la mezcla tanto en pistas individuales, con sonidos transitorios o no tan transitorios, e incluso en busses de mezcla y en mastering.

Algunos compresores VCA muy utilizados:

DBX 160

SSL G- Series

Empirical Labs Distressor


Por último, me gustaría añadir algo sobre la construcción de los compresores que a veces se pasa por alto: el diseño del circuito de detección de la señal, llamado Sidechain. Este puede de dos formas Feedback compressors o Feed-forward compressors. Básicamente este termino habla del lugar de donde toma la señal de referencia el circuito de detección. Si el sistema de detección coge la señal antes del sistema de reducción de ganancia es un sistema feed-forward. Si la toma después tenemos un sistema de detección feedback.

¿Cómo nos afecta? Los compresores con sistemas feed-forward suelen tener ataques más lentos y por tanto una compresión más suave y los sistemas feed-forward, más modernos, suelen tener una compresión más agresiva. Actualmente, hay varios compresores que permiten variar entre ambos circuitos, como es el caso del compresor estéreo API 2500

¿Te ha parecido interesante?

Si no quieres perderte ninguna de nuestras publicaciones, entrevistas, tutoriales, etc ¡Suscríbete a nuestro newsletter!